10 pasos para desarrollar la biblia de tu serie de TV

 

Autor: Britton Perelman **

Publicado por Screencraft el 5 de marzo del 2020.

Traducción libre de Andrea Carolina López.

La Biblia de TV.

Aún cuando escribir palabras es abrumador y decirlas en voz alta es francamente aterrador, las biblias televisivas no deberían inducir el miedo o la ansiedad que suelen provocar. De hecho, armar una biblia de televisión puede ser bastante divertido.

Desarrollar una biblia para tu serie de televisión es básicamente desarrollar la serie en sí, aunque de una manera estructurada, impresa y con varias copias antes de tener una reunión.

Sigue estos 10 pasos y tendrás todo lo que debe incluirse en la Biblia de tu TV Show.

1.     PRACTICA TU PITCH.  Las biblias de televisión se hacen durante el proceso de creación de un programa original. Ayudan a los escritores y productores a obtener todo lo concerniente al programa en una estructura que puede (y a veces lo hace) servir como herramienta de referencia. Pero las biblias también suelen acompañar a los guiones piloto cuando los productores intentan vender programas, lo que significa que tu biblia es básicamente una presentación. Para crearla debes comenzar con lo básico, el «cuestionario» del ADN de tu programa, ya que ​​es de vital importancia porque los productores querrán saber esta información de inmediato. Así que asegúrate de saber lo siguiente:

-Género (es decir, comedia o drama).

-Tiempo de ejecución (normalmente media o una hora).

-Formato / Plataforma (es decir, ¿se trata más de un programa de televisión por cable? ¿Habrá pausas comerciales o no?)·

-Logline: Transmitir la información básica de tu programa no tiene que ser una lista de bullets, de hecho, es mejor que no lo sea; pero proporcionar los conceptos básicos es exactamente lo que necesitarás para vender tu programa tanto a los ejecutivos como al público, así que es mejor que los conozcas como la palma de tu mano.

2.     ESTABLECER TONO, ESTILO Y VOZ. Cada programa de televisión tiene su propio tono y estilo. No hay dos programas iguales, aunque pueden ser similares. Parks and Rec se parece mucho a The Office y The Good Place, pero cada espectáculo es claramente diferente. Y, como todos los programas, cada escritor (o showrunner) tiene su propia voz única. Estas cualidades aparecen en el producto terminado –la serie en sí– pero también tienen que estar engranadas en cada parte del proceso que se necesita para crear el espectáculo. Esto incluye la Biblia. ¿Tu programa es oscuramente cínico como You’re The Worst? ¿Está lleno de color y de habla rápida como The Marvelous Mrs. Maisel, o es sucio y oscuro como Ozark? Tal vez es emotivo como This Is Us, o marca la línea entre la risa a carcajadas y la vergüenza trágica como Barry. Tal vez sea una aventura de fantasía épica ambientada en un mundo medieval como Game of Thrones. Como escritor y creador, debes tener una buena idea de qué tono y estilo quieres que tenga tu programa, así como qué hace que tu voz sea única. Cuando estés armando la biblia de tu serie, asegúrate de que el tono, el estilo y la voz de tu programa estén expresadas de alguna manera.

3. PINTAR LA IMAGEN EN GRANDE. «¿De qué se trata?» Esa es la pregunta que tendrás que responder una y otra y otra vez al presentar tu programa. Lo que la gente realmente quiere saber es: «¿Cuál es la historia?» Están pidiendo el panorama general. El discurso del ascensor. Los grandes trazos. Una descripción general. Esta parte del desarrollo de tu programa y tu biblia tiene que ver con la concisión. ¿Puedes explicar de qué se trata tu programa, cuál es la historia básica, en la menor cantidad de palabras posible? (Idealmente, menos de una página). Es duro. En una descripción general, debes explicar la trama, presentar a los personajes, transmitir el tema, establecer ubicaciones y adelantar historias futuras. Desarrollar esa información es como la vieja analogía del iceberg: hay mucho más debajo de la superficie de lo que aparece sobre el agua. Necesitas hacer una lluvia de ideas, escribir libremente, esbozar, hacer garabatos, buscar en Google, hacer una lista (el método que más te convenga) y luego escribirlo todo de una manera que sea fácil y atractiva de leer. La clave para escribir esta descripción general es incluir solo la información más esencial. Ten en cuenta que lo que es importante para usted (como creador, arquitecto, escritor extraordinario) no es necesariamente lo suficientemente importante como para incluirlo en una descripción general de tu serie. No te preocupes, eso no significa que detalles súper importantes sean excluidos de tu serie, solo significa que no están en la descripción general de la biblia de TV.

3.  ESCRIBE LA PRIMERA TEMPORADA. Ahora que te has ocupado del panorama general, es hora de profundizar en los detalles. ¿Qué pasa en la primera temporada? Más importante aún, ¿qué sucede en el primer episodio? ¿Cómo empieza todo? Probablemente tengas una buena idea en tu cabeza de cómo se desarrollará la primera temporada, o al menos los primeros episodios. ¡Eso es genial! Pero ahora tienes que ponerlo todo en papel. Las biblias de televisión deben incluir algún tipo de desglose de la historia para la primera temporada. Mi recomendación es hacer una lluvia de ideas y jugar con los elementos de la trama y los dispositivos de la historia hasta que tengas una mejor idea de lo que sucede en tu primera temporada. Luego, observa detenidamente tu programa en su conjunto y decide cuál es la mejor manera de transmitir su historia. Si tu serie está muy basada en personajes, quizás desgloses la historia según el arco individual de cada personaje. Si tu serie tiene ocho primeros episodios asesinos, tal vez desgloses por episodio ¡Lo que sientas mejor para tu programa individual es lo que debes hacer!

5. ESCRIBE EL PILOTO. La industria de la televisión se trata de pilotos, y la biblia de televisión y el guion del piloto van de la mano. Un documento es una hoja de ruta para la serie; el otro es el tanque de gasolina que enciende el motor. Entonces, una vez que hayas descubierto el panorama general y hayas trazado la primera temporada (o tal vez antes de haberlo hecho, el orden depende de tí), comienza a escribir ese piloto. Si no incluyes un guion piloto en tu biblia de TV, asegúrate de tener al menos un tratamiento detallado del primer episodio. Es importante mostrar a los ejecutivos y productores que tu programa funciona bien en la página, así como en el ámbito conceptual de la biblia.

6. INTRODUCE LOS PERSONAJES. Los personajes son la sangre vital de las series de televisión. Es mejor que los tengas, que los conozcas y que estén muy bien desarrollados. Para tu biblia de TV, así como para el desarrollo de tu serie, debes conocer las características básicas, la historia de fondo, la situación actual y las cualidades definitorias o detalles importantes. También querrás incluir el arco del personaje en el transcurso de la primera temporada (al menos). Antes de que algo vaya en tu biblia, necesitas dar cuerpo a esos personajes para que sean más que simples caricaturas: deben ser personas increíbles que viven, respiran, con las que queremos pasar horas y horas hasta que Netflix pregunte si aún los estamos vigilando. Responde cuestionarios de personalidad, escribe libremente su historia personal, imagina cómo se verían sus redes sociales, haz listas de sus valores, opiniones y creencias; cualquier cosa que necesites hacer para conocer a tus personajes por dentro y por fuera está bien. De nuevo, los personajes son icebergs. Tendrás un 99 por ciento más de información sobre ellos que lo que incluirás en tu biblia, ¡pero tu programa finalmente será mejor!

7. IR A LA UBICACIÓN. ¿Dónde tiene lugar tu serie? Como la mayoría,  probablemente diste una respuesta de una ciudad como «Los Ángeles» o «Seattle». Esa es la respuesta general, y está bien: definitivamente tienes que tener esa respuesta en su bolsillo trasero, así como una respuesta a la pregunta de cuándo se llevará a cabo tu serie. Pero, en un sentido diferente y más realista, también debe conocer la respuesta específica. Esto significa pensar dónde se filmará tu show. ¿Va a ser completamente realizado en estudios o frente a una audiencia en vivo como One Day At A Time? ¿Está filmado completamente en el lugar? ¿O tal vez mitad y mitad, como Shameless? ¿Cuánta pantalla verde o azul vas a necesitar para las imágenes creadas por computadora (CGI) como dragones y monstruos? Intenta esbozar algunos de estos detalles. Ten una buena idea de los conjuntos principales y rotativos que necesitarás de las ubicaciones que podrías querer utilizar. Incluir una lista o dos mostrará que has pensado en un aspecto crucial de la producción y ayudará a los productores a poner su material en las manos adecuadas.

8. DESARROLLAR LOS TEMAS. Tema = universalidad. Esta es la razón por la que la gente realmente quiere ver tu programa, el significado más profundo detrás de todo. Es con lo que pueden identificarse lo que los engancha y lo que los hace volver por más. Cada programa tiene un tema y la mayoría tiene muchos. Lo que pasa con el tema es que no debes pensarlo demasiado. No hay necesidad de hablar en serio y escribir sobre el tema del amor o la naturaleza versus la crianza de una manera que nadie pueda entender. Todo lo que tienes que hacer es profundizar en el corazón de tu serie y descubrir qué hay allí para luego explicarlo en algún lugar de tu Biblia. El tema también es complicado porque se puede expresar (y pensar) de muchas formas diferentes. «Los amigos son la familia que eliges», «apoyar a los desvalidos» e incluso el tradicional «bien contra el mal» de la clase inglesa son temas totalmente aceptables. Independientemente de la forma, lo que necesitas saber es: cómo aparece el tema en tu programa, cómo afecta a tus personajes y qué estás tratando de decir en última instancia sobre tu tema temático como creador de la historia.

9. ESBOZA IDEAS DE EPISODIOS.  Una vez que sepas lo que sucede en tu programa, idealmente después de haber escrito el guion piloto, irás a mil con nuevas ideas de episodios. El truco aquí es no adelantarse demasiado. No querrás ser tan concreto en tus ideas para episodios futuros: si tu programa es comprado, recogido y ordenado a una serie, habrá una sala de escritores llena de miembros del personal ansiosos por entrar y descubrir qué sucede a continuación.  Para la Biblia de televisión, incluye una lista de viñetas o descripciones breves (¡y me refiero a breves!) De algunos episodios que imaginas. Al esbozar tus ideas, trata de ceñirte a situaciones difíciles o dilemas morales interesantes en los que puedas ver a los personajes. Tal vez incluyas uno o dos ejemplos de un episodio independiente o de vacaciones, pero no te excedas.

10. PROMUEVE TEMPORADAS FUTURAS. Todos los ejecutivos interesados ​​querrán saber si su serie tiene «piernas», que es solo una forma elegante de decir que quieren saber si tu concepto puede producir 100 o más episodios y posiblemente ser parte de una licitación de Netflix, Hulu o Amazon, que desate una guerra por los derechos de transmisión en 10 años. Quieren saber si durará. Ahora bien, si eres el creador del próximo «Lost», es posible que no sepas hacia dónde se dirige tu programa. En algunos casos, está bien dejar las temporadas futuras fuera de la biblia por completo. Pero si tienes la más mínima idea de hacia dónde van las cosas, sigue adelante y lidera el camino. Una vez que hayas pasado por estos 10 pasos de desarrollo, deberías estar listo para armar tu biblia de TV. Como se ve en los ejemplos de 21 Biblias de series que todo guionista de televisión debería leer, no hay una sola forma de estructurar o formatear tu biblia. Lo mejor que puedes hacer es lo que sientas mejor para tu programa en particular. Si los personajes son lo más importante, colócalos al frente y al centro. Si sientes que eres más fuerte en tu guion piloto, inclúyelo en la parte superior. Si tienes una frase única o una declaración temática de algún tipo que marcará el tono de tu programa, comienza con eso. Para aquellos que realmente no están seguros, generalmente es una buena idea pasar de lo grande a lo pequeño: comienza con una descripción general, luego analiza el desglose de la temporada uno, las descripciones de personajes, las ubicaciones, las ideas de episodios, etc. Finalmente, recuerda siempre que armar tu Biblia debe ser tan divertido y emocionante como crear cualquier otra parte de tu show. Es una extensión de tu serie. Si te entusiasma, se mostrará en la página.

__________________________________________________________

**Britton Perelman es una escritora y narradora que vive en Los Ángeles, California. Cuando no está enterrada en un libro o falla espectacularmente cocinando para sí misma, probablemente esté hablando sobre lo último que vio. Le encantan las máquinas de escribir antiguas, los Cincinnati Reds y su perro, Indy. Encuentra más de su trabajo en su sitio web o síguela en Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *