TU GUÍA DE TV para lanzar (pitchear) tu serie de TV

 

 

Autor: Tawnya Bhattacharya para Script Magazine, noviembre 2018.

Traducción libre de Andrea Carolina López.

La fundadora de Script Anatomy, Tawnya Bhattacharya, habla sobre cómo destacar a la hora de lanzar tu propio programa de televisión en el mercado sobresaturado de hoy.

 Probablemente has escuchado a profesores, agentes, mentores, etc; repetir una verdad: el pitiching (lanzamiento) es la propia bestia.  En la Anatomía del Guion, tenemos una clase dedicada a este proceso, pues hay toneladas de guionistas excelentes que odian el pitching y que, de solo pensarlo, les da escalofríos. Digamos que el pitch no es el punto fuerte de todos.  Pero como parte de un grupo de escritores necesitas aprender cómo (y cuando) pitchar ideas en una sala. Más en el mercado de hoy, donde los ejecutivos están cansados de leer toneladas y toneladas de spec pilots, al tiempo en que están ávidos de escuchar más y más ideas en un primer pitch. Pitchear es, pues, una habilidad necesaria que hay que cultivar.

El pitching es en parte escribir, hablar y actuar, pero también es espectáculo. La parte escrita obviamente trata de la artesanía del pitch. La parte de hablar en público es la expresión del pitch, y las habilidades actorales devienen cuando expresas el pitch –si es que no lo vomitas por los nervios–. No importa lo que te digan, es normal sentirse nervioso cuando empiezas un pitch.  Los ejecutivos usualmente saben que estás nervioso también, así que si eres afortunado, ellos estarán de tu lado, serán amigables y te prestarán atención. Independientemente, el nerviosismo es normal, y es natural querer encontrar maneras de contrarrestar eso para que no sea dolorosamente obvio. Y cuando decimos «espectáculo», no necesariamente nos referimos a una manera llamativa a la altura del Cirque du Soleil, a menos que, por supuesto, ese sea el mundo de tu espectáculo. Aquí nos referimos más bien a «espectáculo» en un sentido puramente aristótelico: todos los aspectos en juego, incluido lo que ve tu audiencia, contribuyen a la experiencia de tu pitch.

 

  1. ESCRIBIR

Pitchear con energía es muy importante, pero lanzar con pasión y hacerles creer que eres el único que puede escribirlo … es la clave del éxito. ~ Kevin Townsley, desarrollador actualmente con SyFy, Crackle, Sony, CBS Studios, Warner Brothers, Fox21 y Fremantle.

Cuando estés escribiendo tu propuesta, una cosa en la que realmente querrás profundizar es en tu conexión personal con tu material. Hay más de 400 programas de televisión con guiones al aire. Esos son solo una fracción de lo que se compra para desarrollo cada año. Entonces, las probabilidades de que seas la única persona que presenta un programa en tu género / arena / zeitgeist cultural, son muy escasas. Tu idea no es qué hará que los ejecutivos a los que les estás pitchando te apoyen: tu conexión personal con el material sí lo es. Cuanto más emocional, resonante u oportuna sea tu conexión personal, mejor, pero para empezar: sé honesto. Una vez que hayas profundizado en tu conexión personal con lo que estás lanzando, te espera una tarea montañosa entre las manos. Quieres darle a tu audiencia la cantidad adecuada de material para que quieran comprar el programa y saber del resto de la historia. Esto significa que tienes que configurar el mundo, los personajes, las apuestas y la historia piloto utilizando la proporción justa de narrativa y mística. Es fácil ser excesivamente detallista.

Asegúrate de que haya personas en las que confíes, como un grupo de escritores, un consultor, un gerente o tus compañeros de clase; dispuestos a leer tu discurso antes de comenzar a trabajar en la parte del desempeño. La duración de tu tono depende del género, del tamaño del elenco y de la densidad del material que está transmitiendo ese tono. Un programa de una hora ambientado en un período bastante oscuro de la historia, probablemente requerirá más información contextual en la parte frontal del campo, por ejemplo, que una telenovela de seis actos se convierta en el spa de un día. Aún no te preocupes por la longitud. Eso vendrá después. Una vez que comiences a tener un borrador de tu discurso, que sientas que te estás acercando, comienza con el siguiente paso del proceso:

 

  1. HABLAR EN PÚBLICO

Practica, practica, practica tu tono. La práctica progresa. Si estás en condiciones de pitchear, felicidades. Tienes una gran oportunidad. Así que te debes a ti mismo estar lo suficientemente preparado como para que, incluso si estás muy nervioso, aproveches al máximo estar en esta posición. Practica tu tono en voz alta. Cuando empieces a leerlo en voz alta, lo reescribirás automáticamente, la sintaxis encajará en su lugar y te dará cuenta de que parte de tu discurso es más fácil de leer que de decir.

Mientras atraviesas este ciclo del proceso de presentación, compártelo con cualquiera que te lo permita. Hazlo en tu grupo de escritores, hazlo con tus amigos escritores, pregúntale a tu asesor si ofrece ese tipo de servicio. Si tus representantes no programan un simulacro antes de comenzar a salir al campo, solicítalo. Cuantas más personas practiquen tu discurso, más comenzarán a ver qué secciones pueden recortar o qué partes necesitan más información o aclaración. También sabrán si tu presentación es demasiado larga y notarán en qué puntos las personas comenzarán a buscar posibles lugares para hacer recortes. A medida que cierres lo que vas a decir en la sala cuando asistas a tus reuniones de pitch, cambiarás tu energía para ir al siguiente componente crucial de una buena presentación.

 

  1. MANTENIMIENTO DE RENDIMIENTO

«Me gusta preparar todo lo que necesito la noche anterior: tarjetas de notas, una copia de seguridad del pitcheo por si dejo caer las tarjetas de notas mientras pitcho y se esparcen por todas partes. Además de las ayudas visuales con las que estoy trabajando, tengo una botella de agua llena y pastillas para el viaje. Estoy menos apurado y ansioso cuando me estoy preparando para salir al campo al día siguiente, y tengo más tiempo para ordenar mis pensamientos y ubicarme en esa zona». ~ Lorelei Ignas, actualmente en desarrollo con A + E Studios y YouTube Red.

Sabemos que probablemente estás pensando: ¿no es lo mismo hablar en público y actuar?» No. Tienen mucho que ver, pero finalmente no. La forma en que presentas el tono es solo un aspecto de cómo elaboras el rendimiento del mismo. Lo que te pones, cómo manejas las ayudas visuales que el estudio o la productora, podrían pedir que prepares cómo manejas las preguntas y respuestas después del lanzamiento, etc; todo eso es también parte de esa actuación.

Lanzar es más duro para el cuerpo que escribir un piloto. Por lo general, estás hablando entre 15 y 30 minutos sin parar. Mi compañero de escritura Ali y yo nos sentimos especialmente agradecidos de ser un equipo durante el proceso de lanzamiento. Podemos dividir quién dice qué sección para reducir el desgaste de la voz. No tengas miedo de cuidarte más y cuidar tu salud durante este tiempo. Bebe mucho té, hidrátate más de lo normal. Si generalmente te pica la garganta, ten a la mano pastillas para la tos o pastillas que sepas que funcionan para tí. Duerme más, intenta hacer ejercicio con regularidad y considera eliminar el alcohol y los lácteos (que pueden cubrir tu garganta y hacer que se vuelva mucosa). Si alguna vez has sido actor o bailarín o cualquier otro tipo de artista, trata la temporada de pitcheo como si estuvieras en un programa de larga duración. Si no tienes experiencia en el desempeño, piénsalo así: tu cuerpo es el vehículo que está entregando tu discurso. Quiere darte todas las oportunidades que pueda para que funciones de la manera más óptima. Para los automóviles, eso significa combustible premium, garajes techados y cubiertas para condiciones climáticas adversas. No es muy diferente para tu cuerpo.

 

  1. ESPECTÁCULO

La mayoría de las veces, te reunirás con los ejecutivos a los que te dirigirás por primera vez en la junta de presentación. Piensa de la cabeza a los pies en tu primera impresión. Esto no significa vestirte de punta en blanco, significa prepararte para realizar tu presentación de manera óptima. Para nosotros, eso significa llevar algo con lo que nos sintamos cómodos y algo que parezca de marca y “tenga sentido” para el campo. Trata de evitar logotipos intrincados o camisetas con mucho texto. ¡Las únicas palabras en las que deseas que los ejecutivos se concentren cuando los mires son las que estás diciendo! Vestirte para una cancha es más elevado que un atuendo para una reunión general, pero tampoco exageres. En caso de dudas, vístete de la manera menos corporativa. Haz de cuenta de que tú eres el tipo artístico en el que están buscando invertir, no tengas miedo de apoyarte en ese rol.

Además, se consciente de tu lenguaje corporal. Si eres alguien con manos nerviosas, tenlo en cuenta. Eso distrae a mucha gente, especialmente cuando es muy probable que estés sentado en la mesa de una sala de conferencias frente a estas personas, por lo que tus manos estarán al frente y al centro. Si necesitas sostener tarjetas de notas, sostenlas. La ansiedad puede ser difícil de manejar en situaciones como lanzar, y todos entienden que es normal estar nervioso en este tipo de reuniones, pero cuanto más puedas enfocar la atención en la historia que estás contando en tu presentación, mejor.

 

Una parte importante de una presentación exitosa es la conexión personal y la pasión. Por eso comenzamos sugiriendo que profundices en una conexión personal con el material. Si encuentras una razón genuina por la que tú específicamente eres la persona que cuenta la historia que está contando, esa pasión por sí sola contribuirá a que tu audiencia se mantenga comprometida. Cuando lanzas, una audiencia atenta todo el tiempo es un lujo. Especialmente para aquellos que comienzan. Entonces, si un ejecutivo revisa su teléfono mientras estás en medio de la implementación de tus personajes, no lo tomes como algo personal. Le pasa a mucha gente. Si tienes la suerte de tener un público atento, mantén el contacto visual con ellos tanto como sea posible. Trata de sonreír incluso si sientes que estás a punto de vomitar. Si intervienen, lo cual es muy probable, respira hondo y bromea con ellos; y escucha durante el intercambio, en vez de simplemente volver atrás, al lugar en el que estabas cuando empezaste a pitchear.

Abre y cierra con el tema de la historia, y si parte de tu apertura puede incluir por qué te identificas con ese tema, por qué eres tú quien debe contar esta historia, mejor, pues esto te permitirá comenzar la presentación con entusiasmo. Además, hazlo lo más coloquial posible. Recomiendo memorizar, y cuando mi pareja y yo trabajamos en un discurso verbal, literalmente escribimos «um» y «así» y «me gusta» para recordar mantener el modo casual y dar espacio para respirar .

~ Sarah Carbiener, ERES EL PEOR, RICK & MORTY, HOMECOMING (Amazon), desarrollado con Starburns Industries y YouTube Red.

No es necesario que memorices cada palabra de tu presentación y la transmitas palabra por palabra para vender un programa. Pero si esa es la forma en que prefieres trabajar, también está bien, solo permite algo de elasticidad en tu entrega para que no parezcas un robot. Asegúrate de estar lo suficientemente cómodo con el material para poder llevar el discurso hasta el final, independientemente de si los ejecutivos están al borde de sus asientos o levantados de sus asientos dándote la espalda.

La razón más importante para seguir estas pautas de lanzamiento y hacer todo lo posible para prepararse para el éxito; es, para ser honesto, el hecho de que la temporada de lanzamiento es brutal. Es muy probable que escuches más rechazos que ofertas. Es muy posible pasar una temporada completa lanzando varios proyectos sin vender uno solo. Es altamente probable hacer esto varios años seguidos. Esto no es un reflejo de ti, la calidad de tu idea o de tu talento. Vender un programa de televisión siempre ha sido muy difícil. Pero en estos días parece que el listón está vertiginosamente alto. Los Obama tienen una productora que trabaja con Netflix ahora. Es una época de locos ser un escritor emergente o no establecido que intenta vender su propio programa en la era de la televisión. Entonces, cuando estés lanzando, haz lo que sea necesario para tener la tranquilidad de que realmente has hecho tu mejor esfuerzo y «lo dejaste todo en la lona», como nos gusta decir. Podría ayudar a que le des la espalda a cualquier rechazo más fácilmente. Y cuando vendes un programa, sabrás lo duro que tienes que trabajar para vender el próximo.

_______________________________________________________

Tawnya Bhattacharya es actualmente productora supervisora de A Million Little Things de ABC, y anteriormente escribió en Famous in Love the Freeform, The Night Shift de NBC, Perception de TNT, The Client List en Lifetime y en Fairly Legal de EE. UU; con su socio de escritura, Ali Laventhol. Representados por UTA y Heroes and Villains Entertainment, el dúo es miembro antiguo de NBC Writers on the Verge. Bhattacharya también fue miembro intensivo de escritores de FOX. Instructora de escritura durante 10 años, Bhattacharya lanzó Script Anatomy en 2010, un plan de estudios de escritura de televisión único diseñado para brindar a los profesionales emergentes herramientas de desarrollo práctico, escritura y reescritura que los ayude a avanzar en su oficio. Los clientes de Script Anatomy han recibido personal, han vendido programas y han ganado numerosos premios y becas de escritura de televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *